www.caissadigital1921.cubava.cu

Volver a Jóvenes Talentos

Eduardito Gonzáles Ramos

 

¿El sustituto de Leinier Domínguez?
Por Maritza Vega Ortiz
[14.06.2006]-Actualización 11:05 am de Cuba

La práctica sistemática del pequeño de cinco años, Eduardito Gonzáles Ramos, y sus ansias por alcanzar la cúspide en el juego-ciencia, estimulan el aprendizaje de este güinero, sui géneris, capaz de aceptar la sistematicidad de un ejercicio incansable como el ajedrez. Teniendo en cuenta la precocidad del talento mostrado y la forma en que se desempeña, ya deja entrever su futura colocación entre las grandes promesas de este deporte en Cuba.

Según comenta Lázaro Gonzáles Ramos, uno de los instructores de la Academia Municipal Carlos Manuel de Céspedes, de Güines, y cantera de ajedrecistas, “esta cátedra cuenta con cinco entrenadores, distribuidos en las diferentes escuelas del municipio. Incluso el Consejo Popular Catalina posee su propia Academia; mientras que en todo el Mayabeque disponen de una matrícula aproximada de 400 personas que estudian el arte de los trebejos.

“Tenemos muchos alumnos que juegan bien. Sería bueno destacar al niño Jorge Luis Valga, de quinto grado, que despunta satisfactoriamente —dice y agrega—: Esperamos que algún día se encuentren entre las figuras que puedan representarnos dentro de la Isla y a nivel mundial.”

Sin embargo, Dagoberto Gonzáles el padre de Eduardito, aclara la primera de nuestras interrogantes.

“Mostró su inclinación al descubrir un tablero que yo tenía guardado, porque temía enseñarlo; pues tenía solo 4 años y no sabía cuán nocivo podría resultar a edad tan temprana enseñarle, o cuánto habría de positivo. Más bien lo que hice fue alejarlo, pero me vi obligado a darle a conocer algunas jugadas. Después le mostré algunas disposiciones, como por ejemplo, mover piezas y las captó de inmediato. Entonces mi esposa, Nelbis, lo lleva a la Academia para que viera cómo se jugaba. El instructor que le atendió, rápidamente se comunica conmigo para darme algunas instrucciones.”

—¿En cuántos torneos ya ha participado Eduardito?

—Ha participado en varios torneos. Puedo señalar el tope de Güines con un equipo de Ciudad de La Habana. Realmente los resultados han sido positivos. No obstante, mantiene su nivel en ascenso durante competencias con otros miembros de la Academia y me refiero a niños de cuarto, quinto y sexto grados, y alumnos de la secundaria. Él se encuentra en preescolar.

“Sin embargo, en la competencia final provincial —donde participaron niños de las categoría 9-10 y 11-12 años—, fue tal su desempeño que se mantuvo discutiendo hasta el último día el primer lugar. Se pensó, hasta un momento determinado, que él fuera el atleta seleccionado para representarnos en el evento nacional.”

—¿Qué lo impidió?

—La escasa edad, su caligrafía, además, por el rigor del examen técnico. Decidimos que aunque él fuera el primer lugar en la provincia (quedó en 3 lugar en la categoría 9-10 años) no participara en el máximo torneo. Esa fue una decisión que tomaron los entrenadores juntamente con sus padres.

—¿Que perspectivas ve en Eduardito?

—Reitero que vemos en él una promesa de este deporte. Me atrevería a decir que en mi carrera deportiva, con 22 años de experiencia, nunca he tenido un niño con el talento de Eduardito. Ni Leinier Domínguez, cuando comenzó a dar sus primeros pasos, empezó tan temprano. Tampoco nuestro campeón güinero tuvo un resultado a nivel provincial ni nacional como el exhibido por su pequeño coterráneo en estos momentos.

“Eduardito juega mucho mas fuerte que cuando Leinier tenía esa edad. Por ejemplo, yo tuve la posibilidad de participar en varios torneos como árbitro y Leinier con 11 y 12 años competía en la categoría 13 – 14 y era medallista de bronce, plata y oro, pero ya este niño, con solo 6 años, está compitiendo con la categoría 13-14 y 15-16, demostrando efectividad. Incluso hace poco fuimos al Instituto Superior Latinoamericano de Ajedrez y jugó frente a los campeones de Ciudad de La Habana de la categoría 11-12 y las partidas había que verlas. Te diré: fue un logro que el primer Gran Maestro cubano Silvino García le manifestara a su mamá el progreso revelador que se aprecia, en el corto tiempo de un año, en este niño. Estamos orgullosos de que Güines y nuestra Academia pueda aportar a la historia ajedrecística exponentes como ellos, porque verdaderamente Leinier es un ídolo para nuestro terruño, una persona querida y admirada por todos. También Aryan Abréu y Holden Hernández Maestro Internacional de dos normas.

—¿Entonces considera que pudiera llegar a ser el sustituto de Leinier?

—Estoy completamente seguro que va a completar su norma de Gran Maestro, de la forma en que aprende. Aunque primero estamos conscientes que todos los campeones tuvieron un predecesor. No es una norma superar o vaticinar qué será. Aún es demasiado joven. Mantenemos el ritmo de entrenamiento que debe llevar. Apurarlo no es la clave. Todos sabemos que debe ir quemando etapas. Lo fundamental es nutrirlo de buenos conceptos, de buenos hábitos. Nuestra responsabilidad consiste, entre otras tareas; en velar por sus relaciones interpersonales, que se lleve bien con sus amiguitos, que no se sienta superior a los demás; se precisa de un trabajo muy cuidadoso, porque estamos muy seguros que con la labor de todos los entrenadores y el de la familia, vamos a tener en él, un próximo Gran Maestro, serio, fuerte y con grandes posibilidades de obtener buenos resultados, una promesa bien grande del ajedrez.

—¿Cuales son las cualidades que sobresalen en este pequeño atleta?

—Temperamento, deseos de jugar, tenacidad, dedicación por la partida, nunca se siente derrotado ni perdido; asombran sus ansias de ganar. Cuando me paro a su lado y lo veo jugando, con el rey y un peón, me digo: “todavía tiene posibilidades de ganar” y es así, porque es un jugador que no tiene miedo sacrificar piezas. El sacrificio para él es una cosa muy natural; no todos los niños a su edad logran hacerlo, más bien se caracterizan por ser jugadores conservadores. Expresa lo que quiere, y en la partida analiza con profundidad, cuando pierde, comprende por lo que pierde, cuando sacrifica una pieza por qué lo hizo, cómo se siente, cómo está la posición; es capaz de evaluarla y te da una respuesta tan convincente que tienes que dejarlo con esa imagen que tiene. Ya tengo que adecuar ciertos ejercicios a la rapidez de su aprendizaje.

Interrogo a Eduardito, que no ha dejado de atender ni un solo detalle de nuestra conversación:

—¿Te gustaría ser como Leinier Domínguez, alcanzar los resultados que ha logrado?

—Sí, quisiera ser como él.

—¿Cómo te preparas?

—Estudio sus jugadas y juego simultáneas. También hago los ejercicios en la casa. Me refiero a los de mate do y mate tres, repaso, en la libreta, las aperturas, las partidas de finales que salen en la televisión y el periódico.

Esboza una mirada con picardía a su padre.

EPÍLOGO

Semanalmente se realizan torneos los sábados después de los topes entre semana de aprendizaje, de práctica, donde el jugador que gane recibe según la categoría, un diploma , si logra obtener ese diploma dos o tres fines de semana seguidos, es merecedor de una medalla de oro, y ya en el último torneo de consolidación Eduardito logró medalla y estuvo mensualmente ganando todas sus partidas los sábados, con sus respectivos diplomas y la medalla como cierre de ese ciclo, de la cual obtuvo medalla de plata en categoría 9-10, 11-12 y 13-14, y medalla de oro en categoría 9-10.

Recibió reconocimiento en un tope amistoso realizado en el Instituto Superior Latinoamericano de Ajedrez. Diploma en el evento municipal donde obtiene el segundo lugar (2005). Diploma de Reconocimiento por el tercer lugar en la categoría 9-10 (marzo de 2006) como el jugador más joven del evento .Su primer enfrentamiento con un niño extranjero fue tablas, frente a el mexicano Ángel Sánchez quien se estaba preparando en la cátedra güinera para participar en el Campeonato Nacional de su país. Gracias a la preparación recibida se adjudicó el primer lugar.

Nos ratifica Lázaro que después de la División Político-Administrativa en que a partir de la separación de las provincias La Habana y Ciudad de la Habana, es que se comienza a apreciar mucho más el alcance del ajedrez en nuestro territorio. Resultados que fueron mantenidos y guiados por el profesor de la Academia güinera. “Lo que nos queda es mantener la posición que durante 24 ó 25 años hemos logrado, y preservar ese Primer Lugar a nivel provincial y con logros a nivel nacional”, dice y agrega: “Gratificante y comprometedor resultó adjudicarnos la condición de Deporte del Año, que hemos vuelto a merecer este 2006, a pesar de los fuertes rivales que tiene el municipio en diferentes deportes como ciclismo, tenis de mesa y lucha, entre otros.

“Tampoco podemos olvidar a quien fue, por muchos años, director del INDER en la localidad. Me refiero a Ibrain Gonzáles, quien desde la Academia Provincial continúa apoyando. Incluyo a otro fuerte pilar para este deporte: el doctor Antonio Díaz Abascal, a quien se le llama El Padre del Ajedrez en el municipio, por su contribución para el desempeño de este. Y el inestimable compromiso de las Instituciones del INDER y del Gobierno en el territorio.”

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.