www.caissadigital1921.cubava.cu

↑ Volver a Jóvenes Talentos

ARNALDO Fernández de la Vara Mulet

 

ARNALDO Fernández de la Vara Mulet, con sólo 10 años de edad y tres dedicados a la práctica del ajedrez, es una firme promesa de esta disciplina en Holguín, su terruño natal. Este alumno de la escuela de talentos “Adelkis Remón Gay”, del municipio cabecera, donde trabaja con el profesor Rubicel González, provocó una suerte de avalancha de comentarios elogiosos por su desempeño ante el Gran Maestro Leinier Domínguez en la simultánea de 1 500 tableros organizada en esta sede como parte de la V Olimpiada del Deporte Cubano.

Por José Antonio Chapman- 4 de junio de 2010

Fuente: JIT

Entonces, tras tres horas de juego, Leinier aceptó las tablas al talentoso pequeño e interrogado por la prensa dijo: «Jugó bien, es un niño con mucho talento que hay que seguir y sobre todo ayudar, porque puede llegar lejos».

Arnaldo, emocionado, solo atinó a decir en ese momento: «!Que feliz estoy!»

Sin embargo, es necesario señalar que el muchacho no es un desconocido entre los ajedrecistas holguineros de su edad y hasta de nivel superior, porque ha alcanzado resultados destacados.

¿Cuáles son los más significativos? Alfredo Aguilera, avezado entrenador y asesor técnico del pequeñín, explicó a JIT que alcanzó medalla de bronce individual y por equipos en la Copa Pioneril Nacional del pasado año.

En este 2010 intervino en un torneo abierto protagonizado por 20 jugadores de las categorías pioneril, escolar y juvenil, la mayoría alumnos de la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar (EIDE) Pedro Díaz Coello, y en contra de todos los pronósticos se agenció el primer lugar.

De pequeña estatura, ojos vivarachos y según los especialistas de buen dominio de la técnica, acorde a su edad y experiencia, Arnaldo sueña en grande y tiene sobradas razones para hacerlo.

«Aspiro llegar a ser Gran Maestro y representar a Cuba en Olimpiadas Mundiales y otras competencias internacionales, y para ello cuento con la ayuda de mis padres y abuelos, y claro, de mis entrenadores», aseveró.

«Comencé a practicar a los siete años de edad. Ahora estudio el quinto grado en el seminternado Fernando de Dios Buñuel, en el que tengo muy buenos profesores. Soy buen estudiante y aspiro ser buen ajedrecista», concluyó.

Nada de alabanzas estériles, pero los conocedores recomiendan no olviden este nombre. Arnaldo Fernández de la Vara, un niño que poco a poco, sin apuro pero con mucho talento, se abre paso en el mundo del ajedrez.

Alegra saber que entrenadores y familiares están convencidos de que podrá llegar tan lejos como se lo proponga, y por eso no descuidan ni un momento su preparación integral.

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *