www.caissadigital1921.cubava.cu

↑ Volver a Clases Teóricas

¡Cuidado con los cambios de piezas vanos!

 

¡Cuidado con los cambios de piezas vanos!

Por: Detroy H. Arjona Escalona

detroyarjona@gmail.com

 

A menudo el aficionado ajedrecista, en su enfrentamiento con jugadores de fuerza, cree que el constante intercambio de piezas es vía eficaz para alcanzar las tablas.

Sin embargo ocurre todo lo contrario. Y es que forzar la captura de piezas por el mero hecho de cambiar, es decir sin ningún plan lógico, lejos de garantizar la igualdad lo que va creando es un subdesarrollo y una falta de armonía en el juego que al final resultan camino directo hacia la más desastrosa derrota.

 

Citemos como ejemplo una partida jugada por mí en la Copa 19 de Noviembre de 2013, en saludo al natalicio del inmortal José Raúl Capablanca y Graupera.

Llegada la última ronda de ese torneo por el sistema suizo, varios jugadores teníamos posibilidades de alcanzar el primer lugar. Mi rival de turno, a la sazón mucho menos experimentado, se empeñó en el tema que nos ocupa. Veamos lo ocurrido:

 

Ciudad de Gibara. Salones de la Galería “Florencia”

Sábado 16 de noviembre de 2013, 14:00 hrs.

6ta. ronda.

B: Detroy H. Arjona Escalona           (2164)

N: Leonardo Palma Silva       (UR)

Defensa Caro-Kann

 

1.e4 c6 2.d3 d5 3.Cd2 dxe4 (primer cambio de piezas) 4.dxe4 Dc7 (jugada que en su momento no comprendí, hasta que llegó el segundo cambio de piezas) 5.Cgf3 Cd7 6.Ac4 Ce5 (he aquí la estrategia errada de mi rival: la simplificación a toda costa) 7.Cxe5 Dxe5 8.0–0 Cf6 9.Cf3! Dh5 [9…Dxe4?? 10.Axf7+ Rxf7™ 11.Cg5+ ganando.] 10.e5! Cg4 11.Af4 Af5 12.Cg5 Ag6 [12…e6 13.h3 y pierde pieza.] 13.e6! amenazando 14. Dd7# 13…fxe6 [13…Td8? 14.exf7+ Axf7 15.Axf7+ Dxf7 16.Dxd8+ Rxd8 17.Cxf7+ ganando.] 14.Cxe6 amenazando 15. Cc7# 14…Tc8 15.Dd8+!! Txd8 16.Cc7+ Rd7 17.Ae6# 1–0

 

Y con esta victoria alcancé el primer lugar del evento con 5½ puntos.

 

Por último, es interesante aclarar que el aficionado podría confundir sus ansias de cambiar piezas, supuestamente siguiendo el ejemplo del genial cubano.

Pero esa “simplicidad divina del juego de Capablanca”, tal y como expresara el norteamericano Reuben Fine; o como dijera el Ex-Campeón Mundial Botvinnik, “que en esa sencillez existía una belleza única, genuinamente profunda”; en nada se parece al intercambio fútil de piezas ajedrecísticas cual Juego de Damas.

Pero eso, eso será tema para un próximo comentario.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *