www.caissadigital1921.cubava.cu

Volver a Clases Teóricas

¡Uf… tiempo moderno en el Ajedrez!

 

¡Uf… tiempo moderno en el Ajedrez!

Por Detroy H. Arjona Escalona

detroyarjona@gmail.com

Las computadoras, los softwares y abundante literatura digital. El mensaje subliminal resulta “hay que memorizar y buscar imponer el ajedrez como deporte por encima de su componente artístico”. Es la época de cuidar e incrementar el dinero; ¿que digo?, perdón, el ELO.

Hay efectos negativos y deben hacerse públicos. Guste o no, controversia aparte, e incluso causando problemas; hay que ejemplificar alto y claro:

  • Con tristeza a menudo se escuchan quejas de amigos que expresan «mientras te desarrollabas venías a esta “liga” a jugar con nosotros, hoy que alcanzaste esa fuerza ya ni visitas a tus antiguos hermanos ajedrecistas».
  • ¿Quién no ha visto, de paso por algún sitio donde se juega rapid transit, a reyes en solitario “corriendo por todo el tablero” y desesperados por gritar TIME?

He observado placer en lo pírrico porque también en ajedrez se ha querido convertir en dogma la frase maquiavélica “el fin justifica los medios”. Va dejando de tener claridad el significado de la expresión ¡fair play!… Es como si en su lugar se dijera ¡fail play!

  • Cuántas veces el transeúnte se detiene a observar partidas que se juegan en aceras o parques y en las cuales los aficionados organizan las piezas a defender, una y otra vez, sin tener la cortesía de alzar la vista y preguntar ¿a Vd. le gustaría jugar? Sencillamente se encierran en sus orejeras cual caballos humanos, y es como si estuvieran recalcando “esto es sólo entre nosotros, que nadie opine, que nadie se meta”.
  • Abundan, y cada vez más, los ajedrecistas expertos que abandonan sus estudios universitarios para dedicarse por completo al juego. Con ello se pierde el interés por combinar el alcance de metas simultáneas tanto en lo profesional como en lo puramente ajedrecístico.

Como cierre pretendo presentarles una partida -jugada por mí-, que hubo de concluir cuando sobre el tablero sólo quedaban rey, alfil y caballo versus rey. No mencionaré nombres ni de rival ni de lugar para no herir sensibilidades.

  • Recuerdo estar rodeado de estudiantes de la EIDE (Escuela de Iniciación Deportiva), cuyos comentarios atiné escuchar y que se referían a lo inútil de aprender ese final porque la partida que estaban observando probablemente iba a ser la única de ese tipo que verían en sus vidas.

Desde bien temprano ejercité la técnica para jugar ese tipo de final simple. Lo consideré y continúo considerándolo ético. En los aficionados al juego de los trebejos deben primar tanto la disciplina técnica como la vergüenza ajedrecística. Y mientras la posición típica se me presentaba a lo Capablanca – Romanovsky, comencé a parafrasear en mi mente la frase del genial periodista y fuerte ajedrecista polaco que citaré más abajo.

22.10.1999

Blancas: Detroy H. Arjona Escalona (2164)

Negras:

[A00] Defensa Moderna

1.Cc3 g6 2.e4 Ag7 3.g3 d6 4.Ag2 Cf6 5.d3 0–0 6.Cge2 e5 7.0–0 Cbd7 8.f4 c6 9.h3 b5 10.a3 Ab7 11.f5 d5 12.g4 dxe4 13.dxe4 Db6+ 14.Rh2 Tfd8 15.De1 a5 16.Cg3 b4 17.Ae3 c5 18.axb4 axb4 19.Txa8 Txa8 20.Cd1 Db5 21.Df2 h6 22.g5 hxg5 23.Axg5 Dc4 24.Ce3 Dd4 25.b3 Ta1 26.Txa1 Dxa1 27.Cg4 Cxg4+ 28.hxg4 Dd4 29.Ae3 Dc3 30.g5 c4 31.fxg6 fxg6 32.Ah3 Cf8 33.Ac5 cxb3 34.Axf8 Dxc2 [34…bxc2 35.Ae6+ Rh7 (35…Rh8 36.Axg7+ Rxg7 37.Df7+ Rh8 38.Dg8#) 36.Df7 con mate inevitable] 35.Ae6+ Rh7 36.Ac5 Aa6 37.Dxc2 bxc2 38.Ae3 Af8 39.Ab3 Ad3 40.Ac1 Ac5 41.Rg2 Rg7 42.Rf3 Rf8 43.Ce2 Re7 44.Ab2 Rf8 45.Cc1 Axe4+ 46.Rxe4 Ae7 47.Axc2 Axg5 48.Rxe5 Rg7 49.Re6+ Rh6 50.Rf7 Ad2 51.Cb3 Ac3 52.Axc3 bxc3 53.Axg6 Rg5 54.Cc1 Rf4 55.Ce2+ Re3 56.1 Cxc3 Rd4 57.2 Cd1 Re5 58.3 Re7 Rd5 59.4 Af7+ Re5 60.5 Ae6 Re4 61.6 Rf6 Rd4 62.7 Rf5 Rd3 63.8 Rf4 Rd4 64.9 Af5 Rc4 65.10 Re4 Rb3 66.11 Rd3 Ra2 67.12 Rc3 Ra1 68.13 Ce3 Ra2 69.14 Cc2 Rb1 70.15 Ae6 Rc1 71.16 Aa2 Rd1 72.17 Cd4 Rc1 73.18 Ce2+ Rd1 74.19 Rd3 Re1 75.20 Re3 Rd1 76.21 Ab3+ Re1 77.22 Cf4 Rf1 78.23 Ad5 Re1 79.24 Af3 Rf1 80.25 Cd3 Rg1 81.26 Rf4 Rh2 82.27 Rg4 Rg1 83.28 Rg3 Rf1 84.29 Ag4 Rg1 85.30 Ah3 Rh1 86.31 Ce5 Rg1 87.32 Cf3+ Rh1 88.33 Ag2# 1–0

“La nobleza del Ajedrez en sí no radica en el juego, sino en la nobleza de quienes lo practican”.

Saviely Tartakower

 

2 comentarios

    • Yulier on 17 noviembre, 2016 at 10:10 am
    • Responder

    Estoy totalmente de acuerdo con tu fabuloso artículo.Felicidades

    • Dionisio Miranda on 26 mayo, 2016 at 3:34 pm
    • Responder

    Detroy Acabo de leer tu intersante articulo , y pasar esta bonita partida jugada a lo Detruy como es los viejso tiempos , esoy seguro que te sorprenderas por haberte respondido, esoy seguro no lo esperabas, saludos de un viejo amigo y hermano que nunca te olvido. Dioni

    puedes escribirme a esta direccion dmiranda@esuni.moa.minem.cu

Deja un comentario

Your email address will not be published.