www.caissadigital1921.cubava.cu

Volver a Biografía

1942 – 1942 Una Dolorosa Despedida……

Razones para un Final…

Varios miembros varones de la familia Capablanca padecían de hipertensión arterial esencial y la mayoría había tallecido de Infarto cerebral.

El ex campeón mundial José Raúl Capablanca desde el mismo año en que arrebató el cetro al campeón mundial Dr. Emanuel Lasker (1921), en La Habana, a la temprana edad de 33 años ya comenzó o presentar “malestares sanguíneos” de acuerdo a lo referido por el médico que lo trató. Ya en ese entonces el Maestro afirmaba que se sentía mejor en lugares elevados y aireados. Esto dejaba traslucir que Capablanca tampoco escapaba a la herencia hipertensiva cardiovascular de la familia.

José Raúl Capablanca, 6 años después, cuando trató de defender su título mundial frente a Alexander Alekhine en Buenos Aires, había aumentado varios kilos de peso y el calor le resultaba intolerable.

En junio de 1929, en Carlsbad, hoy balneario de Karlovy Vary, logra ocupar el segundo lugar en el Torneo celebrado allí, gracias a un esfuerzo supremo que realizó en las últimas rondas. Es en ese lugar donde por primera vez hace cifras tensionales elevadas y comienza a tratarse con el doctor Lubomir May. La hipertensión arterial le producía constantes crisis cefalálgicas (dolores de cabeza) y quizás esto contribuyó a que de forma inexplicable perdiera una pieza en plena apertura contra un fuerte contrincante y ello le costara la partida alrededor de la jugada 60, luego de una defensa férrea. Se ha escrito también que le causa de la pérdida de la pieza fue la sorpresa de su joven esposa que se le apareció en la sala del torneo de improviso, pero resaltamos que los trastornos que venía presentando fueron la causa primordial.

En el año 1936 a pesar de Capablanca ganar los torneos de Moscú y el de la ciudad de Nottingham, Inglaterra correspondientes a ese año, también presentó dificultades intelectuales en algunas partidas, entre ellas la sostenida con “Efim Bogoljubov” en Nottingham, donde sus pensamientos e ideas se “borraron como una esponja”, según relató en entrevista al periódico “El Gráfico de Buenos Aires”, en 1939.

El año 1938 es fatídico para la ya vieja guardia del ajedrez mundial. Capablanca presentaba una hipertensión arterial no lo suficientemente controlada. Varios maestros de relieve mundial de la joven guardia y los ya veteranos se dan cita en Ámsterdam (Holanda) en el famoso torneo de la A.V.R.O. Este resultó una verdadera peregrinación por varias ciudades holandesas y surtió un efecto negativo sobre todo en los más viejos. Fue un verdadero Waterloo para Capablanca, quién quedó en 7mo lugar de 8 posibles.

En la ya citada entrevista al periódico, el Maestro refiere que la cefalea en ese torneo era casi constante y que confrontaba muchas dificultades para concentrarse después de la cuarta hora de juego. También que en repetidas oportunidades tenía que humedecerse la cabeza con agua helada, para sentirse aliviado. Esas crisis que venía presentando de trastornos del cálculo concreto de variantes, dificultad en la concentración, no era más que la repercusión cerebrovascular de una hipertensión arterial de larga fecha, severa y descontrolada.

Felizmente en 1939, desde el punto de vista médico tiene más acierto con su padecimiento hipertensivo y vasculocerebral y la tensión arterial logra mantenerla dentro de los límites aceptables, demostrando un excelente desempeño en el hasta ese entonces llamado Torneo de las Naciones (actualmente Olimpiada), en Buenos Aires, donde defendió el primer tablero del equipo cubano y logró la medalla de oro por ser el mejor primer tablero, con partidas excelentes. Jugó de forma elegante y enérgica como en su juventud. Esa fue su última actuación en torneos oficiales internacionales.

El año 1942 resulta para Capablanca de comienz0 muy aciago, ya que afrontaba dificultades personales y de trabajo.

La hipertensión arterial estaba peligrosamente descontrolada y en Nueva York (a donde se dirige por su labor como diplomático) la hipertensión arterial llaga a cifras de 210/ 130, logrando ocasionalmente y por tiempo exiguo descenderla a 180/130. Él había sido recomendado por su médico de la Habana (doctor Domingo Gómez) al doctor A. Schwartzer en Nueva York: pero a pesar de ello las cifras tensionales volvían a elevarse hasta 200/240/160 dos días antes de sufrir la hemorragia intracerebral.

7 de marzo de1942

El fatídico día 7 de marzo de 1942 por la noche tenía fuerte cefalea que no conseguía aliviar y le dijo a su esposa que daría un paseo por la calle, a pesar del frío reinante, para tratar de mejorarse. Llegó a las 9 p.m. al Manhattan Chess Club y cuando observaba una partida entre dos aficionados conocidos de él se puso súbitamente de pie y pidió que lo ayudaran a quitarse el abrigo. De inmediato perdió la conciencia y no cayó al suelo porque lograron sujetarlo.

Allí mismo, en el Club de Ajedrez, fue atendido por el doctor Eli Moschkovitz, quien lo remite urgentemente al Mount Sinaí Hospital de la ciudad.

Al llegar al centro asistencial ya estaba en estado de coma, además, se halla en la exploración una hemiplejia (parálisis) izquierda, las pupilas asimétricas, cierta asimetría facial, todos los reflejos muy disminuidos y la tensión arterial en 280/140. Le realizaron una punción lumbar que resultó hemorrágica e hipertensa.

Inmediatamente fue ingresado en la Sala E, cama 10, con la historia clínica No. 486592. Su estado era crítico e irreversible y a pesar de las medidas tomadas falleció 6 horas después de su ingreso. O sea, a las 6 am del  siguiente día 8 de marzo de 1942.

 

8 de marzo de1942

Análisis Clínico…

“Se le practicó la necropsia completa (No, 12 119) por el doctor Moschlkovitz quién lo atendió primariamente en el Club de Ajedrez y los doctores Prill y Levine, la cual estuvo terminada a las 10:46 am…

…Dicho estudio demostró severos cambios arterioscleróticos en l0s vasos arteriales cerebrales y de todo al organismo. Una marcada hipertrofia del ventrículo izquierdo (crecimiento), secundario a la hipertensión arterial y una masiva hemorragia (hematoma) en la profundidad del hemisferio cerebral derecho (tálamo) con destrucción de esas estructuras e inundación total de los ventrículos cerebrales…

…La causa fundamental en el caso de la hemorragia intracerebral sucedida a Capablanca fue el hecho de ser portador de una hipertensión arterial severa y no controlada de largo tiempo de evolución…

…La evolución de la enfermedad hipertensiva de Capablanca y sus consecuencias fatales cerebrovasculares es un ejemplo histórico y académico muy cierto de lo que puede estar reservado a todo hipertenso que por negligencia no cumpla con las prescripciones médicas del manejo medicamentoso e higiénico-dietético de ese tipo de diagnóstico. En la época de Capablanca los medicamentos antihipertensivos que existían no eran tan perfectos ni tan variados como en la actualidad…

…Además, las ciencias neurológicas (especialmente la Neurol0gía y la Neurocirugía) no tenían las posibilidades de hoy. De todas formas, debemos dejar bien aclarado que la severidad de las lesiones neurológicas de Capablanca es difícil que, ya producidas tuvieran una solución medianamente feliz, pues era un caso a todas luces irreversible…”

 

Palabras textuales de su autopsia…

Los restos fueron trasladados a La Habana y sepultado con grandes honores (coronel fallecido en combate) en la Necrópolis de Colón, como él había solicitado, donde se levantó un majestuoso Rey de mármol, obra del escultor Florencio Gelabert. En 1951, Cuba editó una estampilla de 25 centavos con su retrato, la primera con la figura de un maestro de ajedrez.

En 1962, para homenajearlo se comenzó a celebrar anualmente en Cuba el clásico Torneo Internacional Capablanca In Memoriam, donde se han dado cita campeones mundiales y los principales Grandes Maestros, siendo además la cuna del desarrollo del ajedrez latinoamericano, en el que han alcanzado normas internacionales ajedrecistas de todo el mundo. La Federación Internacional de Ajedrez conocida con las siglas FIDE estableció el 19 de noviembre como día mundial del ajedrecista en homenaje al campeón mundial cubano.

Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.