www.caissadigital1921.cubava.cu

Volver a Biografía

1912 – 1914 Torneos Estadounidenses y nuevo viaje a Europa

 

En 1912, Capablanca no intervino en competiciones de Importancia. En enero de 1913, tomó parte en el torneo de Nueva York, y consiguió el primer puesto. Poco después, se organizó otro en La Habana; en él actuaron Capablanca, dos ajedrecistas cubanos, cuatro maestros norteamericanos y el francés Janovski, que se había trasladado a Norteamérica. En su patria, Capablanca sufrió un revés sensible ¡quedó en segundo lugar, Marshall ganó a Janovski, y salió vencedor en la competición.

Reuben Fine afirmó que durante la partida perdida por Capablanca contra  Marshall después de tener una posición ventajosa, había exigido al alcalde el desalojar a todos los espectadores para que no lo vieran en el mal estado de ánimo mientras perdía. Esta historia ha circulado en libros y en la Red; sin embargo, el libro de Edward G. Winter documenta que la historia de Fine no tiene ningún fundamento. Demuestra en cambio que los 600 espectadores presentes, que naturalmente apoyaban a su compatriota, le dieron a Marshall una fuerte ovación.

Las notas del mismo Marshall corroboran esta versión: “… Cuando escuché el griterío de la multitud pensé que me iban a linchar, por lo que solicité una escolta de seguridad para que me llevaran rápidamente al hotel. Después me contaron lo que había sucedido en realidad…”

 Sin embargo, este revés no le impidió rehacerse en seguida: el verano de aquel año, se clasificó primero en otro torneo de Nueva York, al ganar trece partidas consecutivas. El segundo puesto fue para el maestro checoslovaco Oldrich Duras.

En septiembre de 1913 consiguió un trabajo en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba. El sueldo mediano le permitió seguir disfrutando de su pasión ajedrecística y realizar algunos viajes al exterior en busca de nuevos desafíos.

En el propio septiembre, salió vencedor en otro torneo que se celebró en dicha ciudad, ganando las cinco partidas venciendo a Marshall y a Duras.

Luego, partió para Europa; actuó en varios países, y participó en el torneo internacional de San Petersburgo, donde intervino como maestro de ajedrez mientras fungía como funcionario del consulado Cubano en la capital rusa. Estuvo primero en Londres, en París y en Berlín; en estas capitales actuó en sesiones de simultáneas: jugó dos partidas con Richard Teichmann y otras dos con Mieses en la capital alemana, y las ganó.

En noviembre de 1913, llegó a San Petersburgo, donde también actuó en sus sesiones de simultáneas y le ganó dos partidas con Alekhine (sus primaras partidas contra él), dos a Fiodor Duz-Jotimirski y una a Znosko-Borovski perdiendo la única con este último. Después estuvo en las ciudades de Yurev, Libava, Riga (aquí batió a Nimzowitsch en un elegante final de alfiles de color opuesto) y Moscú (venció a Bernstein en una partida que aparece en muchas antologías como una joya por la jugada ganadora 29… – Db2!!, y por la nueva estrategia de peones colgantes); jugó simultáneas y partidas de exhibición en todas ellas. Tras lo cual, se trasladó a Viena (aquí derrotó a Richard Réti en una partida y a Savielly Tartakower 1,5-0,5), a París, a Berlín y Kiev, donde superó a Bogatyrchuk entre otros. Finalmente, regresó a San Petersburg0; allí tuvo lugar un importante torneo internacional, del 3 al 23 de abril de 1914.

Deja un comentario

Your email address will not be published.