ORÍGENES DEL AJEDREZ : “En busca del tiempo perdido”

https://es.chessbase.com/post/los-origines-de-ajedrez-por-sergio-negri-2018
————————————————————————————————————————————————————-
por Sergio Ernesto Negri
10/04/2018 – En septiembre de 2017, en la ciudad de Buenos Aires (Argentina), Sergio Negri, científico especializado en los orígenes del ajedrez en Argentina, ha completado una obra épica que trata de ese tema. Informe por Sergio Negri sobre los orígenes del ajedrez (en formato PDF)
Sergio Ernesto Negri nació en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Es Maestro FIDE. Desarrolló estudios sobre la relación del ajedrez con la cultura y la historia.
————————————————————————————————————————————————————-
 .
SOBRE LOS ORÍGENES DEL AJEDREZ:
“En busca del tiempo perdido”
Por Sergio Ernesto Negri
 .
“…Dios por su naturaleza es el objeto más
digno de nuestro anhelo; pero que el hombre, como
dije antes, no es más que un juguete que ha salido de
las manos de Dios, y que esta es, en efecto, la más
excelente de sus cualidades; que es preciso, por
consiguiente, que todos, hombres y mujeres, se
conformen con este destino, y consagren su vida á los
más preciosos juegos” (Platón, Las Leyes, Libro VIII,
803).
“Sólo somos marionetas del destino” me dijo
alguna vez la adorable Teresa en el crepúsculo de
su existencia.
 .
PRESENTACIÓN
.
Todo lo pretendemos saber: qué hay más allá de lo infinitamente microscópico o qué nos puede deparar las profundidades estelares; si hay un plan divino y el misterio de la vida; las razones de la historia y las perspectivas de la evolución; si el ser humano es bueno y hasta la posibilidad de que existan universos multidimensionales. Todo entra en el radar de una Humanidad siempre ávida en la búsqueda de conocimiento. Siendo así, no hay modo de no plantearnos: ¿en qué momento, en qué espacio geográfico, bajo qué autoría, adscripto a qué cultura, el ajedrez, el más influyente, metafórico y enigmático de los pasatiempos creados alguna vez hizo su aparición en la Tierra? En el terreno de determinar el origen del ajedrez, parafraseando a Marcel Proust, y tal cual titulamos el presente trabajo, estamos “En busca del tiempo perdido”, en la búsqueda del exacto hito inicial cuando, como lo dijera el argentino y universal Jorge Luis Borges: “En el Oriente se encendió esta guerra/cuyo anfiteatro es hoy toda la Tierra”. El poeta, en su insuperable trabajo, de inmediato agrega: “Como el otro, este juego es infinito”. Como el otro, claro, como el juego del amor (en definitiva, el de la vida). De ahí la importancia en desentrañar la fuente primera del ajedrez ya que se trata de un auténtico Big Bang que encarna un misterio fundacional que resulta necesario intentar de atrapar. Desde antaño mucho se ha investigado sobre esta cuestión. El ajedrez, en tanto juego de tablero, es a la vez símbolo, mito y rito, motivos más que suficientes, por su conexión con valores tan profundos de la Humanidad, para pretender conocer su génesis. En los últimos tiempos, a la vez de haberse obtenido nuevas evidencias a viejas hipótesis, se plantearon otras posibles explicaciones que podrían ser consideradas incluso como novedosas. En este documento se procurará hacer una revisión integral de todas ellas, con especial atención en las teorías más relevantes; y se mencionarán otras que, o han sido ya virtualmente abandonadas, o corresponden a especulaciones no basadas en la ciencia o la historia, sino que reportan al campo de los mitos, leyendas o relatos de índole literaria. A manera de epílogo, tras listarse lo que sabemos, lo que suponemos y lo que ignoramos sobre esta cuestión, considerando el estado de arte de las investigaciones en la materia, apoyándonos en argumentos veraces y descartando los que resultan falsos, se instará a la construcción de una visión holística (¿una teoría del todo?) en aras de explicar el origen del ajedrez. Es que, si se profundiza en una línea en la que se abandonen los prejuicios y las visiones sesgadas, contemplándose sólo las constataciones basadas en evidencias científicas, se estará muy probablemente en condiciones de erigir una unívoca explicación que confluya en un tronco común. Creemos que es posible alcanzar ese objetivo aunque, lo sabemos, hay un ancho espacio aún por recorrer. Quizás no estemos tan lejos. Cuando resolvamos este intríngulis podremos decir, como Proust bautizó al último de los volúmenes de su magna novela, que estaremos en presencia de “El tiempo recobrado”, momento en el que terminemos por descubrir cómo, cuándo y dónde el ajedrez apareció. Juego proverbial en el que, al menos así lo cree el hombre, la voluntad puede imponerse al destino…
.
————————————————————————————————————————————————————-
Descargue el Informe completo:

Deja un comentario

Your email address will not be published.