Torneo de Candidatos 2018… visto por Leontxo

Ocho amenazas para Carlsen

El Torneo de Candidatos enfrenta en Berlín a los aspirantes a destronar al noruego en noviembre

Los enormes apuros que sufrió Magnus Carlsen en 2016 para mantener su título ante el ruso Serguéi Kariakin en el duelo de Nueva York demostraron que el noruego es vulnerable. El próximo noviembre en Londres habrá otra oportunidad de destronarlo. Kariakin y otros siete gladiadores del boxeo mental son los aspirantes que disputan en Berlín el Torneo de Candidatos más duro de la historia en una liga a doble vuelta. Todos son muy fuertes, pero sólo hay lugar para uno.

La rueda de prensa inicial no ha aportado nada especial hoy en Berlín en cuanto a manifestaciones de jugadores, que siempre se muestran muy precavidos en vísperas de citas tan importantes par no dar pistas a sus rivales sobre su preparación o estado de ánimo. Pero el mero hecho de que World Chess (antes, Agon), la empresa concesionaria del ciclo del Mundial, haya logrado que los ocho participantes deban dedicar tiempo a los periodistas ya es un gran éxito en ajedrez.

Si hubiera que descartar sólo a uno como el menos fuerte, sería el chino Liren Ding, aunque tiene capacidad para ganar el torneo. China ha logrado un progreso enorme en los últimos 30 años, cuando se diluyeron los efectos de la prohibición del ajedrez durante la Revolución Cultural, con el gran líder Mao Zedong agonizante. Primero conquistó el ajedrez femenino y después potenció el masculino, hasta la medalla de oro en la Olimpiada de Ajedrez de 2014. Seis chinos están hoy entre los 35 primeros del mundo, pero aún no se ve un candidato claro a campeón. Parecía que iba a ser Yi Wei, de 18 años, pero se ha estancado últimamente. Ding, de 25, 11º del mundo, es de momento su principal estandarte.

Y si se corta el grupo por la mitad, los otros tres descartados serían el ruso Alexánder Grischuk, por su irregularidad y tendencia a sufrir tremendos apuros de tiempo; el estadounidense Wesley So, porque su explosión de hace dos años se ha apagado después; y el azerbaiyano Shajriyar Mamediárov, a pesar de ser el 2º del mundo en este momento, porque sus apabullantes resultados frente a rivales más flojos no suelen repetirse ante las grandes estrellas.

Grischuk admitió abiertamente durante años que era profesional del ajedrez pero ganaba mucho más dinero con el póquer. Luego tuvo que moderar mucho lo que decía, para adaptarse a las estrictas leyes rusas contra los juegos de azar. De modo que no es fácil saber cuál es realmente su verdadero grado de dedicación actual a su profesión a los 34 años, 12º del mundo. Eso sí, puede ganar a cualquiera en cualquier ronda.

Tras sufrir problemas personales muy tristes y dolorosos durante su transición de Filipinas a EEUU, donde ha sido adoptado por una familia de origen filipino, So impresionó mucho con triunfos resonantes, como el de Bilbao en 2015 o Wijk aan Zee (Holanda) en enero de 2017, pero desde entonces proyecta más sombras que luces, como si su principal punto débil, falta de confianza en sí mismo, pudiera más que su inmenso talento. Pero sólo tiene 24 años y es el 4º del mundo, a pesar de todo. Puede reaccionar de pronto y volver a asombrar.

El ajedrez es uno de los deportes más importantes en Azerbaiyán, lo que sin duda motiva mucho a Mamediárov. Si alguien es el 2º del mundo a los 32 tras varios años en la élite, resulta obvio que se debe contar con él para todo. Además, suele producir muchas partidas espectaculares. Pero hasta ahora le ha faltado ese plus de estabilidad frente a los grandes, y no parece probable que el Candidatos sea el torneo apropiado para lograrlo.

De los otros cuatro, el menos consistente es el estadounidense Fabiano Caruana, 8º del mundo a los 25 años, cuya trayectoria recuerda a la de su compatriota So: su asombroso triunfo en la Copa Sinquefield de San Luis (EEUU) con 8,5 puntos de diez posibles, con tres de ventaja sobre el 2º, lo catapultaron como una amenaza muy seria para Carlsen, pero desde entonces no ha hecho nada parecido.

Kariakin, cuyo estilo ultra-conservador exaspera a muchos aficionados, se ha convertido en un ídolo de masas en Rusia, donde el presidente Vladímir Putin ha dicho varias veces en público que recuperar el trono del ajedrez es una prioridad para el deporte ruso. Kariakin es muy consciente de ello -tiene poco menos que un cheque en blanco para cubrir los gastos de entrenamiento, según ha admitido hoy mismo ante los periodistas-, y todo indica que se ha preparado a conciencia, a juzgar por la relativa facilidad con que ganó el lunes el Memorial Mijaíl Tal de partidas relámpago en Moscú. Es un veterano de 28 años -logró el título de gran maestro a los 12-, y su puesto 13º en el escalafón es engañoso en cuanto a su verdadera fuerza.

Si es fiel a su estilo de no arriesgar nada, el actual subcampeón sólo podrá volver a ser el retador si la tónica es la misma que cuando ganó el Candidatos de Moscú en 2016: juego general muy conservador y muchas tablas en cada ronda. Pero esta vez son mayoría los participantes que tienden al riesgo -de hecho, todos menos Kariakin y So-, lo que podría descartar a Kariakin.

Quien más ha cambiado su estilo en los últimos años es precisamente el otro ruso, Vladímir Krámnik, campeón del mundo en 2000 tras destronar a Gari Kaspárov; de firmar muchos empates rápidos o largas partidas soporíferas sin riesgo alguno, ha regresado a su estilo juvenil, y sus partidas de los últimos torneos son una delicia para el aficionado medio. De su preparación enciclopédica y su enorme profundidad de su comprensión estratégica a los 42 años (3º del mundo) no caben dudas. Pero ha tenido algunos problemas de salud a lo largo de su carrera, y la resistencia física no ha sido nunca su fuerte, lo que puede ser fatal en un torneo de catorce rondas bajo una enorme presión.

En los últimos días se ha filtrado que el holandés Anish Giri, 9º del mundo a los 23 años y gran ausente en el Candidatos junto al francés Maxime Vachier-Lagrave, es el nuevo analista de Krámnik. Curiosamente, Giri ha sido hasta hace poco aún más conservador en su estilo que Krámnik en su época más radical, pero hace dos meses, en el torneo de Wijk aan Zee, mostró una tendencia bastante más creativa. La actitud psicológica de la pareja Krámnik-Giri en los momentos de mayor tensión puede ser una de las claves del desenlace. Preguntado exactamente por cuál de los Krámnik veremos en Berlín, el ruso ha contestado hoy: “Lo sensato es que veamos al conservador, pero me conozco, y no me extrañaría que se imponga el artista, como me ocurrió hace dos meses en Wijk aan Zee”.

Más de dos tercios de los expertos que han hecho públicos sus pronósticos en las últimas semanas apuntan a Levón Aronián. En su caso, la enorme popularidad del ajedrez en Armenia -el presidente del país preside también la federación- es su principal obstáculo, porque lo fue ya en anteriores ediciones del Candidatos, cuando no pudo gestionar bien la enorme presión que ello comporta. Pero ahora tiene 35 años, lo que significa más de un cuarto de siglo disputando Europeos y Mundiales de todas las edades, una gran estabilidad emocional -se casó recientemente- y una preparación muy cuidada. Tanto, que ha sido asesorado sobre su alimentación y ejercicio físico por el equipo médico de la Real Sociedad durante su reciente concentración en San Sebastián, donde es propietario de un apartamento.

Aronián, 5º del mundo, tiene un estilo universal, lo que supone una gran ventaja en un torneo como este, porque puede conducir a cada rival a posiciones incómodas en las que el armenio se sentirá cómodo. En su vida hay bastante más que ajedrez -es un gran experto en música, por ejemplo-, lo que incita a pensar que psicológicamente es muy estable, con la excepción mencionada del gran peso del honor nacional sobre sus hombros.

Este jueves, Vachier-Lagrave tuiteó: “En mi opinión, Krámnik es, de todos los jugadores del mundo, quien mejor entiende el ajedrez. Puedes enseñarle cualquier tipo de posición, y sus instintos nunca le dejarán en mal lugar cuando opine”. Carlsen contestó con un emoticono que llora de risa. Esa reacción tiene su lógica: hace dos años, Carlsen admitió que el retador a quien más teme es Aronián.

Emparejamientos de la primera ronda (sábado, 16.00, hora de Berlín): Krámnik-Grischuk; Kariakin-Mamediárov; Aronián-Ding; y Caruana-So.


Grischuk hunde a So en otra jornada de gran lucha

Krámnik, Caruana y Mamediárov lideran tras empatar con Kariakin, Ding y Aronián, respectivamente

La resiliencia (resistencia ante la adversidad) es una de las virtudes necesarias para formar parte de la superélite del ajedrez en el siglo XXI. La 2ª ronda del Torneo de Candidatos en Berlín ha mostrado varios ejemplos; en especial, el del ruso Alexánder Grischuk, impecable vencedor del estadounidense Wesley So un día después de ser batido por su compatriota Vladímir Krámnik. Éste lidera con 1,5 puntos, empatado con el estadounidense Fabiano Caruana y el azerbaiyano Shajriyar Mamediárov.

“La mejor motivación para ganar es perder el día anterior, al menos en mi caso”, explicó el muy peculiar Grischuk durante la conferencia de prensa. Pletórico, en claro contraste con su deprimido aspecto de la víspera, el ruso respondió de manera contundente cuando alguien le preguntó por su sistema nervioso: “Parece que casi todo el mundo cree que estar nervioso es malo. Pero no es cierto, salvo que estés temblando, desbordado o bloqueado por los nervios, entonces sí. Cuando estás apurado de tiempo es importante que te sientas nervioso porque eso quiere decir que tu cerebro está muy activado. Por ejemplo, ayer no estaba nada nervioso, y perdí”.

Es significativo que la derrota de So se pueda nadar de manera similar a la de ayer: abre la posición prematuramente, queda peor, y su rival lo machaca de forma implacable. Pero, a diferencia de los errores leves cometidos ayer, So ha jugado hoy claramente mal, muy por debajo de su nivel, como él mismo ha reconocido después, aunque también es cierto que Grischuk firmó una obra maestra del ataque: “Tras mi jugada 22, todas mis piezas están coordinadas para atacar a un rey mal defendido; en ese momento he pensado que si no encontraba un ataque de mate, debería retirarme del ajedrez”. Aunque casi no es noticia, porque es algo que define a Grischuk en casi todas sus partidas, remató esta con menos de un minuto en su reloj.

Dos de los tres empates de la tarde duraron más de cinco horas. A Serguéi Kariakin se le ocurrió plantear la Defensa Berlinesa precisamente contra Krámnik, quien la puso de moda en 2000 cuando desquició y destronó con ella a Gari Kaspárov. El excampeón logró una mínima ventaja e intentó exprimirla sometiendo a su rival a una lenta tortura, pero esta vez Kariakin hizo honor a su apodo de ministro de Defensa de Rusia.

La pelea entre Liren Ding y Fabiano Caruana es ajedrez de muy alto nivel, con un sacrificio posicional del estadounidense a cambio de mucha presión en las casillas blancas. El empate fue un justo premio para los grandes esfuerzos y abundantes ideas de ambos. Ding dijo después que ha estado muy nervioso antes de ambas partidas porque este es su primer Torneo de Candidatos, pero que los dos empates arrancados (ayer ante Aronián) le dan mucha confianza.

La partida más picante de la jornada en principio, Mamediárov-Aronián, fue un rápido empate (24 movimientos), pero con detalles interesantes dentro y fuera del tablero. A pesar de que Armenia y Azerbaiyán están poco menos que en guerra, por conflictos históricos muy complicados, la relación personal entre ambos es muy buena, lo que propició que se saludaran cordialmente dos veces antes de empezar. Aronián, con negras, estaba dispuesto a arriesgar tras el revés de la víspera, cuando forzó el empate en una posición con clara ventaja frente a Ding. Por eso planteó la Defensa Nimzo-India y cambió rápidamente un alfil por un caballo, en busca de una posición desequilibrada.

Pero Mamediárov, cansado aún por las más seis horas que peleó el sábado para tumbar a Kariakin, no estaba por la labor. En lugar de su línea habitual contra la Nimzo-India devolvió de inmediato el alfil por el caballo y forzó una posición con ventaja mínima y defensas casi forzadas de Aronián, lo que propició el rápido reparto del punto.

La rueda de prensa conjunta también tuvo sustancia. Ambos estaban de muy buen humor e incluso se gastaron bromas. Mamediárov reveló que su principal analista es el ruso Alexéi Dréiev y se mostró autocrítico sobre su victoria frente a Kariakin: “Yo cometí varios errores, pero él jugó mal, claramente por debajo de su nivel; confío en que desde hoy vuelva a ser él mismo”. Aronián no quiso revelar el nombre de sus ayudantes, y reconoció que el sábado se equivocó al evaluar la variante que le hubiera dado clara ventaja: “Durante la partida cometí algunos fallos de cálculo, y eso me puso en un modo pesimista, minó mi confianza; si añadimos la presión del reloj, podemos entender por qué preferí forzar el empate. Es cierto que estaba claramente mejor”. En la tercera ronda tendrá las blancas frente a Krámnik en una de las partidas más importantes del torneo, en teoría.

Ambos se quejaron de un aspecto de la organización. “Es muy molesto ir al baño cuando estás presionado por el reloj y encontrarlo ocupado una y otra vez”, señaló Mamediárov. “Esperemos el milagro de la instalación de un segundo baño”, remachó Aronián entre risas.


Grischuk 1 – Sombra de So 0

El ruso, muy inspirado, borra del tablero al estadounidense, quien parece estar en clara baja forma

A. Grischuk (2.767, Rusia) — W. So (2.799, EEUU)
? 2018.03.11 1-0 ()

Tras su dolorosa derrota del sábado ante Krámnik, el irregular Grischuk jugó muy bien y aprovechó que So está muy por debajo de sus grandes momentos de los últimos años. Apertura Española (C84):
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.O-O Ae7 6.d3 b5 7.Ab3 d6 8.c3 O-O 9.h3 Ab7 10.Cbd2 Te8 11.Cg5 Tf8 12.Te1 d5!?
( (un novedad con riesgo, en lugar de lo más convencional: 12…Ca5 13.Ac2 c5 14.Cf1 h6 15.Cf3 Te8 16.C3h2 d5 , con juego equilibrado, Yudasin-Ivanchuk, Riga 1991) )
13.exd5 Cxd5 14.Cdf3 Dd7 15.d4! exd4 16.cxd4 h6 17.Ce4 Tfe8 18.Ad2 Cf6?!
( (hace cien años, Nimzóvich ya advirtió que el caballo bloqueador de un peón central aislado sólo debe moverse cuando hay un poderoso motivo para ello, ya sea defensivo u ofensivo; en este caso parece mejor completar el desarrollo con 18…Tad8 ) )
19.Tc1! Cxe4
( (había una trampa: 19…Cxd4? 20.Axf7+!! , con la idea 20…Rxf7 21.Ce5+ ) )
20.Txe4 Af6 21.Tg4! Rh8
( (es muy difícil encontrar algo bueno para las negras; por ejemplo: 21…Cxd4 22.Cxd4 Axd4 23.Axh6 Tad8 24.Dd2 Te4 25.Txg7+!! Axg7 26.Dg5 Dd4 27.Axg7 Dd2 28.Tc5 Dxg5 29.Txg5 Rh7 30.Ac2 Td6 31.f3 Tg6 32.Txg6 Te2 33.Ad3 Td2 34.Tb6+ Rxg7 35.Txb7 Txd3 36.Txc7 Td2 37.Ta7 , con un final ganador) )
22.Tc5!
(¡la pieza que faltaba para atacar!)
22…Tad8?!
(diagrama)
( (parece que se aguanta más con 22…Ce7 , pero sin mucha esperanza tras 23.Dc1 ) )
23.Dc1!
(la amenaza principal es tomar en h6, y no hay defensa)
23…Cxd4 24.Cxd4 Te4
(la partida está ganada, pero a Grischuk le quedan dos minutos…)
25.Txc7 Dxd4 26.Ae3
(medio minuto)
26…Txg4 27.hxg4 De4 28.f3 Db4 29.Txb7 Axb2 30.Df1! f6 31.Df2 Ae5 32.f4 Ad6 33.g5 De4 34.Df3 Db1+ 35.Df1 De4 36.Df3 Db1+ 37.Rf2 Ab4 38.De2 De4 39.Df3 Db1 40.Rg3 fxg5 41.Rh2 Df5 42.Tf7 Dg6 43.fxg5 Ad6+ 44.Rh3
, y So abandonó.
1-0


Terminator Krámnik

El excampeón del mundo borra del tablero a Aronián, su principal contrincante para ganar el Candidatos

L. Aronián (2.794, Armenia) — V. Krámnik (2.800, Rusia)
? 2018.03.12 0-1 ()

Apertura Española (C68):
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 Cf6 4.d3 Ac5 5.Axc6 dxc6 6.O-O
( (si 6.Cxe5?? Dd4 , ganando) )
6…De7 7.h3?!
( (imprecisión; lo más frecuente, y probablemente lo mejor, es 7.Cbd2 , retrasando h3 hasta que las negras enroquen) )
7…Tg8!
(novedad muy lógica -punto de ruptura en g4- y avalada por los monstruos de silicio)
8.Rh1?!
( (parece muy interesante el contraataque en el centro: 8.Cbd2 g5 9.d4! Axd4
( -si 9…exd4 10.e5 Cd5 11.Ce4 g4 12.Ag5 , con buen juego- )
10.Cxd4 exd4 11.e5 Cd5 12.Ce4 Af5 13.Cg3 De6 14.Dxd4 Axc2 15.Ae3! , con una posición tan equilibrada como complicada) )
8…Ch5!?
( (lo lógico es 8…h6 para seguir con g5, que parece bueno) )
9.c3?!
( (también se puede buscar el contragolpe central con 9.Cc3 , y la idea 9…g5 10.Cxe5! g4 11.d4 Ad6 , y todo podría pasar) )
9…g5!
(coherente)
10.Cxe5!?
(pero esto era mejor con el caballo en c3)
10…g4! 11.d4 Ad6
(todas las piezas negras excepto la torre de a8 están coordinadas para atacar al rey, muy poco defendido)
12.g3! Axe5!?
( (el espíritu de la posición y los monstruos de silicio incitan a jugar 12…Ae6! , pero es cierto que esa posición, aunque ventajosa para las negras, implicaría riesgos, mientras que la elección de Krámnik parece llevar a otra con solo dos resultados posibles: tablas o victoria negra) )
13.dxe5 Dxe5 14.Dd4 De7!?
( (extraño cambio de estrategia; tras 14…Dxd4 15.cxd4 gxh3 16.Rh2 , las blancas tendrían cierta compensación por el peón, pero no podrían ganar; ahora todo es posible) )
15.h4?!
( (dado que las negras quieren jugar c5-Ad7-Ac6, que parece peligroso, tendría sentido 15.Ae3! gxh3 16.Cd2 b6 17.Cf3 , para seguir con De5) )
15…c5 16.Dc4
( (si 16.Dd3 Ad7 , seguido de 0-0-0) )
16…Ae6 17.Db5+?!
( (las máquinas consideran prioritario evitar el enroque largo con 17.Dd3 , y si 17…Td8 18.Dc2 Ac4 19.Te1 Ad3 )
17…c6 18.Da4?
(diagrama)
( (había que jugar 18.Dd3 , aunque las negras tendrían ventaja) )
18…f5!
(las blancas están perdidas, con todo su flanco de dama sin desarrollar)
19.Ag5 Txg5! 20.hxg5 f4! 21.Dd1 Td8 22.Dc1 fxg3 23.Ca3 Td3 24.Td1 Ad5! 25.f3 gxf3 26.exd5
( (si 26.Txd3 Dxe4!! 27.Te3 f2+ 28.Txe4+ Axe4# mate) )
26…De2!!
, y Aronián se rindió.
27.Te1 g2+
, y Aronián se rindió ante
28.Rh2 g1=D+ 29.Rxg1 f2+
, y mate.
30.Rh1 Th3+! 31.Rg2 f1=D# 0-1


Krámnik masacra a Aronián con negras y toma el mando

El ruso firma una obra de arte basada en una preparación casera de 2016, no pensada contra el armenio

Deja un comentario

Your email address will not be published.