Capablanca, el Mozart del Ajedrez, que cautivó a Pinar del Río

.

 enviado por la WGM Lisandra Ordaz. 

Colaboración especial para Caissa Digital 1921


El ajedrez es más que un juego. Es una diversión intelectual que tiene algo de arte y mucho de ciencia.”

                                                            Capablanca.


Capablanca, el Mozart del Ajedrez, que cautivó a Pinar del Río.

Palabras de afecto de Capablanca para los fundadores, socios del Club y sociedad pinareña.

En horas de la noche de un día como hoy, pero de 1941, Pinar del Río se vistió de gala con la presencia de una de las figuras más legendarias de la historia del ajedrez, José Raúl Capablanca, campeón mundial de 1921 a 1927.

Con su gracia y carisma característico, el genio del ajedrez cubano, arribó al Hotel Ricardo (hoy Hotel Vueltabajo) uno de los inmuebles de más elegancia arquitectónica, ubicado en la calle Martí, de la ciudad de Pinar del Río.

En aquella noche memorable y feliz, el magistrado del Tribunal Supremo, el Dr. Antonio Barreras y Martínez Malo, Presidente del Club, expresó en sus palabras inaugurales:

…” Gozamos en estos instantes históricos para nuestro Club del privilegio más cimero a que nos es dable aspirar: la presencia del Gran Maestro José Raúl Capablanca” …

…” Admirado Maestro Capablanca: Sepa que este será un templo más de la Diosa Caissa, cuyos aliados sabrán hacer honor al glorioso nombre de usted…”

Simultánea, primeras jugadas, aumenta la expectativa del público

“… En mi carácter de fundador del Club de Ajedrez Capablanca de Pinar del Río, me es grato rogarle que declare inaugurado este Club que lleva, para orgullo nuestro, su nombre inmortal.”

Capablanca, acompañado de su distinguida esposa, la rusa Madame Olga S. de Capablanca y de su hija, la señorita Gloria Capablanca y Simoni, inaugura el Club, imparte una Conferencia Magistral y desarrolla una Exhibición de Simultáneas con 30 tableros.

 

Capablanca , realiza su próximo movimiento. La táctica y la estrategia en pos de la victoria.

El periódico “Heraldo Pinareño” cita: … “A las tres de la madrugada terminó dicha fiesta ajedrecística, habiendo vencido el ilustre Campeón Capablanca a  todos sus  adversarios,  con la honrosa excepción del joven Enrique Gavilondo que logró hacerle honrosísimas tablas. El Campeón Capablanca, después de la exhibición, recibió estruendosa ovación, siendo premiada así su inigualable labor…”.

Al día siguiente de la simultánea, según el artículo “Siluetas Ajedrecísticas” dedicada al Dr Antonio Barreras y Martínez Malo, Capablanca expresó su interés de celebrar en Pinar del Río dos de las partidas en la discusión del Campeonato Mundial con Alekhine, como homenaje de gratitud a la sociedad pinareña.

Capablanca acompañado por miembros de la directiva del “ Club de Ajedrez Capablanca”.

Los nexos de José Raúl Capablanca con el doctor Antonio Barreras y Martínez Malo, eran profundos y cercanos, por lo que la comunicación y visita entre ambos amigos se mantuvo hasta el final de los días del gran campeón. Hay evidencia escrita de que Capablanca estuvo en más de una ocasión en tierra pinareña como lo expresa Jorge Daubar en su libro Capablanca Biografía: “En diciembre retorna el excampeón mundial cubano a La Habana desde Nueva York, para esperar, con sus familiares, el nuevo año 1942 en la casa de su amigo, el magistrado del Tribunal Supremo, Antonio Barreras y Martínez Malo, en la ciudad de Pinar del Río. Allí lo sorprende la noticia de Enmanuel Lasker en Nueva York, quien había sucumbido, finalmente, luego de una larga y penosa lucha, a la edad, la mala salud y la más extrema pobreza”.

Capablanca murió, en New York, el 8 de marzo de 1942 a las 5:30 de la mañana, víctima de un derrame cerebral, a un año exacto de la célebre simultánea efectuada en la ciudad de Pinar del Río.

La creación del Club de Ajedrez Capablanca y la simultánea ofrecida por el Mozart del Ajedrez, constituyeron hitos relevantes en la promoción, divulgación, práctica y conocimiento del ajedrez entre los pinareños.

Capablanca no solo llena de orgullo a los cubanos, sino también a todos los ajedrecistas del mundo, su legado y su obra hoy más que nunca están presentes, eres grande entre los grandes y cito una frase de Frank Marshall: “Los siglos venideros no podrán olvidar su nombre, sus libros, sus anécdotas ni su juego y este será el eterno reconocimiento de su gloria»”

 

 

 

2 comentarios

    • Rubén Ordaz Lorenzo on 8 marzo, 2018 at 10:49 am
    • Responder

    Lenin:
    En el trabajo, además del hecho histórico relacionado con las actividades que el 8 de marzo de 1941 Capablanca realizó en Pinar del Río, hay dos aspectos muy interesantes y menos conocidos; el interés del Campeón de celebrar en Pinar del Río dos partidas por el campeonato del mundo con Alekhine y que su último fin de año de su vida lo haya pasado precisamente en esta ciudad.
    Todos estos hechos están bien documentados, con trabajo de archivo y entrevistas, pues este artículo se deriva del Trabajo de Diploma de Lisandra como culminación de sus estudios de Licenciatura en Cultura Física.
    Aprovecho la ocasión para felicitar a todas las mujeres y en particular a las atletas, entrenadoras, árbitros de ajedrez, organizadoras de eventos, así como a las que trabajan en los diversos medios de comunicación divulgando lo relacionado con las 64 casillas.
    Tú página como siempre muy activa y actualizada, te felicito, un abrazo, Rubén.

    1. Disculpe Lorenzo, ahora es que me doy cuenta que 37 post habían sido tomados como Spam por error.

      Mil disculpas.

Deja un comentario

Your email address will not be published.